jueves, 25 de marzo de 2010

DESCRIPCIÓN DE LA INICIATIVA ITT (ISHPINGO–TAMBOCOCHA–TIPUTINI



El campo petrolero Ishpingo–Tambococha–Tiputini (“ITT”), de aproximadamente 190.000 ha, esta situado en el Parque Nacional Yasuni y forma parte de la selva amazonica Ecuatoriana. El parque, con un tamano de 9.820 km2, fue establecido en el ano 1979 y declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1989. En 1999 y 2006, porciones del parque fueron declaradas “zonas intangibles”, que corresponde a un mayor nivel de proteccion. Aunque es afectado por la produccion petrolera existente y prevista, y la explotacion maderera ilegal dentro de sus limites, el Parque Yasuni, con no menos de 165 especies de mamiferos, 110 anfibios, 72 reptiles, 630 especies de aves, 1.130 diferentes especies de arboles y 280 lianas, constituye un ecosistema singular que ha preservado en gran medida su composicion natural.1 Al menos dos tribus indigenas, los Tagaeri y los Taromenane, mantienen aqui sus estilos de vida tradicionales en aislamiento voluntario. En su aislamiento, estas tribus constituyen las ultimas en su clase, pues la mayoria de las tribus de la civilizacion huaorani, a la cual pertenecen, han sido fuertemente expuestas a las actividades petroleras existentes en la region a lo largo de los anos, y gran parte de su cultura (caza, recoleccion, cultivos de subsistencia) se ha perdido frente a la vida industrial moderna.2 Las reservas probadas y probables de petroleo en el ITT se calculan en 412 y 920 millones de barriles, respectivamente, lo cual representa mas del 20% de las reservas totales del Ecuador.3 Los impactos directos e indirectos de la extraccion del petroleo podrian incluir, entre otros: degradacion de los ecosistemas forestales, derrame de aguas toxicas, colonizacion tras la construccion de caminos, tala ilegal, caceria y trastorno del aislamiento tribal. Originalmente fue previsto que al menos el 50% de los ingresos que habrian sido generados mediante la explotacion del campo (Orden Presidencial No. 882) o US$ 350 millones anuales durante 13 anos necesitaban ser generados por terceras partes (Presentacion Formal del 16 de octubre del 2008) para poder ‘persuadir’ al Gobierno del Ecuador mantener el petroleo en el subsuelo, de lo cual el 70% se esperaba reunir a raiz de los mercados internacionales de carbono. Inicialmente el Gobierno del Ecuador calculo como se menciona a continuacion: la no explotacion de 846 millones de barriles de crudo del presente tipo equivale a 406,91 millones de toneladas metricas de CO2 no emitidas, suponiendo que en el caso contrario (explotacion total), esta cantidad de CO2 seria emitida a partir de su combustion. La permanencia de las existencias de carbono bajo la superficie seria acreditada mediante la emision, por parte del Gobierno del Ecuador, de un denominado “Certificado de Garantia Yasuni” (CGY). Cada CGY representa 1 tonelada metrica de CO2 no emitida, debido a la no combustion del crudo no extraido. Se previo que los CGYs serian transferidos a uno de los regimenes pilares de los mercados internacionales de carbono, es decir el Sistema Europeo de Comercio de Emisiones (EU ETS). Dado un precio de US$ 27,45 por tonelada de CO2 = CGY (la cifra de referencia es el precio de un Derecho de la Union Europea (“EUA”) al 16 de septiembre del 2008), el valor total de los CGYs (emisiones de CO2 retenidas mediante su no explotacion) podria ascender a los US$ 11,677 mil millones. En el diseno original de la Iniciativa ITT, se previo que los CGYs serian respaldados por una garantia de cumplimiento. En caso que el Gobierno del Ecuador incumpliera su compromiso de no explotacion permanente, el comprador de un CGY recibiria un pago en indemnizacion. El monto del pago seria cuanto menos el valor nominal de un CGY (aun no definido), o en su ausencia seria calculado como los ingresos acumulados en base al precio del petroleo al momento de la negociacion del CGY y el precio del petroleo al momento de la explotacion del campo. El Gobierno del Ecuador calculaba que la garantia de cumplimiento seria mayormente equivalente al valor de los CGYs. Los ingresos durante 13 anos serian depositados en un “Fondo Fiduciario ITT”. Esto le permitiria ejecutar acciones ambientales como la mitigacion y adaptacion al cambio climatico, la diversificacion de fuentes energeticas (eolica, solar, biomasa, geotermica) en su red energetica nacional y el fortalecimiento de capacidades en muchos campos como el ecoturismo, la gestion sostenible y eficiente manejo del Sistema Nacional de Areas Protegidas (SNAP) y el fomento de una amplia agenda de reposicion de danos ambientales (incluyendo salud, educacion y rehabilitacion ecologica), asi como proyectos sostenibles orientados hacia la poblacion indigena. Desde la genesis del concepto, la propuesta ha evolucionado: la Iniciativa ITT aun tiene como proposito renunciar la extraccion del campo petrolero ITT con la ayuda financiera de la comunidad internacional mediante los compromisos con el Fondo Fiduciario ITT. Los compromisos iniciales con el Fondo Fiduciario ITT ocurririan a traves de contribuciones voluntarias de diverso origen, incluyendo la subasta de derechos de emision e impuestos al carbono, deuda por naturaleza y otros canjes de deuda, donaciones por ejemplo de organizaciones internacionales de conservacion y diversos tipos de proyectos (energia renovable, prevencion de la deforestacion, conservacion y desarrollo social). Con los intereses devengados del Fondo Fiduciario, se emprenderan proyectos de desarrollo sostenible que abarquen, entre otros, la proteccion de 4,8 millones de hectareas de habitat natural y 5 millones de hectareas de territorio indigena. Dichos proyectos generaran entonces las reducciones de emisiones que cubran los CGYs. El Gobierno del Ecuador pretende continuar la comercializacion de los CGYs hasta un nivel de 407 MtCO2, las toneladas metricas de CO2 no emitidas, asociadas con la no explotacion de 846 millones de barriles de crudo.
El Fondo Fiduciario sera administrado por el Gobierno del Ecuador, la sociedad civil del Ecuador y los donantes; y sera utilizado para cumplir con dos objetivos basicos: a) transformar la matriz energetica del Ecuador y posibilitar la opcion de no explotar y extraer las grandes reservas petroleras del pais; y b) transformar la sociedad ecuatoriana en una economia sostenible que respete a sus pueblos y sus recursos naturales. La monetizacion de las bondades y los servicios del ambiente al interior del territorio ecuatoriano, ayudara en su proteccion y mantenimiento, con miras a hacer realidad la equidad intra e inter-generacional del acceso a sus recursos naturales y los beneficios de los mismos. Por lo tanto, los intereses devengados por el Fondo Fiduciario seran invertidos en un Plan Nacional de Desarrollo, el cual tiene los siguientes objetivos:
1. Conservar y proteger contra la deforestacion a 40 areas protegidas, que suman 4,8
millones de hectareas de habitat natural y 5 millones de hectareas de territorio indigena;
2. Forestacion, reforestacion y gestion apropiada de 1 millon de hectareas de bosque
manejados por pequenos agricultores;
3. Ampliacion de la capacidad de generacion de energia renovable en el Ecuador;
4. Mejoramiento de la eficiencia energetica; y,
5. Desarrollo social de las zonas de incidencia de la Iniciativa ITT.
El ‘diseno’ original de la Iniciativa ITT Yasuni ha sido reformado para responder a algunos de los potenciales desafios que enfrentaba el diseno conceptual original, desafios que seran detallados en los siguientes capitulos. La Iniciativa reconoce que los CGYs no son reconocidos por los mercados regulados y voluntarios del carbono, por lo que requieren de una decision politica para apoyar la Iniciativa en forma de proyecto piloto.